El modelo ETR como base de la Resiliencia Organizacional

Hoy en día, como todos sabemos, las organizaciones se enfrentan a un entorno definido por la Volatilidad, la Incertidumbre, la Complejidad y la Ambigüedad, también conocido como entorno VUCA por sus siglas en inglés (Volatility, Uncertainty, Complexity and Ambiguity)

Curiosamente, este entorno no es muy diferente de aquel en el que nos hemos desarrollado como especie a lo largo de la evolución, teniendo que protegernos de los depredadores, cazando y recolectando alimentos, enfrentándonos con otros grupos o colaborando con ellos. Estas circunstancias han hecho que nuestro cerebro haya evolucionado para permitirnos resolver con éxito todo tipo de desafíos que, en la actualidad, se presentan en forma de empresas competidoras, miedo al despido, desafíos de innovación, colaboración multidisciplinar entre equipos o estrategias de penetración en nuevos mercados.

El modelo ETR como base de la Resiliencia Organizacional


Un elemento interesante a tener en cuenta es que esos desafíos se presentan a lo largo de todos los niveles que existen dentro de las organizaciones, desde el nivel del individuo hasta las interacciones entre los equipos y con la sociedad a la que pertenecen. Si se abstraen los elementos comunes a todos esos niveles, encontramos que las semejanzas son numerosas, lo que nos permitirá también identificar mecanismos y dinámicas comunes a todos ellos. La imagen fractal que acompaña este post refleja esa visión. Así, el hecho de entenderlos nos permitirá gestionarlos y actuar sobre los factores que los caracterizan y que afectan a su eficacia y su eficiencia. Teniendo esto en cuenta, las

Organizaciones Altamente Resilientes


son aquellas que son capaces de absorver las ineficiencias que existen en cada uno de los niveles que las constituyen, permitiéndoles adaptarse a los contextos cambiantes, desconocidos o inciertos. Así, y al igual que ocurre en sistemas como internet, estas organizaciones son capaces de responder rápidamente, de forma innnovadora, adaptativa y eficaz a los desafíos que se les presentan.

El modelo ETR fue desarrollado inicialmente como herramienta para potenciar la resiliencia individual, pero ha demostrado su capacidad para explicar, diseñar y gestionar la estructura organizativa de forma integral.Mario Garcés
Para hacerlo, el modelo ETR utiliza el esquema de funcionamiento cerebral, y las herramientas que permiten entenderlo, para analizar las relaciones que existen dentro de cada uno de los niveles de la organización y entre los diferentes niveles. Así, el modelo ETR permite sistematizar la forma de identificar, abordar y resolver las "tensiones" que se producen a lo largo de toda la estructura.